martes, 7 de abril de 2009

OTRA VERSIÓN


La narración es sencilla: junto al mar, entre las rocas, viven unos seres que son capaces de reproducirse bien por efecto de la luna o del propio mar. Cuando nacen y son igual que los seres que los engendran los aceptan pero si son diferentes o bien los destruyen o bien se desprenden de ellos. Sólo unas grandes águilas rescatan a esas criaturas diferentes y los llevan lejos de las gran montaña u a otro valle donde son alimentados por ciervas y así se van multiplicando. Con el paso del tiempo ambas comunidades se ponen poco a poco en contacto hasta que llegan a buscarse y necesitarse unos a otros. Y los primeros pasan de considerar a unas criaturas despreciables a ser deseables y luego necesarios… Así se constituyen en parejas y luego en familia:”Entonces el padre, al comenzar a comprender lo que significaba el parecido, tomó a la criatura de los brazos de su primogenitora y se fue corriendo hasta la orilla del río. Todos lo siguieron, y vieron que el joven se había arrodillado ante una charca y dirigía la mirada hacia abajo, a sí mismo, y después a la criatura igualmente reflejada…Se sentaron junto al tronco del árbol con la nueva criatura y él la miró, después observó a la criatura y luego levantó las manos para tocar su propio rostro. Estaba alterado de asombro; él y todos los demás”.
El relato de los orígenes de las relaciones entre el hombre y la mujer, haciendo aparecer que primero es la mujer y cómo esta va evolucionando ante aquel ser que tiene formas distintas, el varón, la consideración de las águilas protectoras del varón y de las ciervas que amamantan a los nuevos nacidos, su relación con la leyenda de la loba del capitolio, el papel de los mitos como ocultadores de una realidad de origen y de evolución que es tan distinta de la contada por la Roma de ayer y la de hOY… hace que la lectura de La Grieta de Doris Lessing sea interesante. A mi lo que más me gustó fue esa otra presentación de la historia del hombre, de cómo fueron puliéndose a lo largo conductas de aquellas criaturas, relaciones que evolucionaron hasta llegar a las culturas que hoy tenemos. También el análisis que hace de "fragmentos" de la evolución humana que quizá estén sin estudiar suficientemente. Parece ser que en su día este libro levantó la polémica hombre-mujer que puede ser importante. Pero a mí lo que más me interesa es el insinuar que hay una "intrahistoria" que quizá no esté escrita y que quizá sea la más próxima a la real historia. Bueno, yo no soy ningún experto, pero esta otra versión me parece muy interesante. Me gustaría conocer teorías y/o bibliografía sobre esto.

1 comentario:

Aida dijo...

Desde luego, el planteamiento es interesante. Me lo apunto!