sábado, 20 de enero de 2018

EL MEJOR CALENDARIO



Para un padre el calendario más veraz son sus propios hijos. El diente que les sale es el que perdemos; los centímetros que aumentan los que nos empequeñecemos; las luces que adquieren las que en nosotros se extinguen; lo que aprenden lo que olvidamos y el año que suman el que se nos resta.




¿A que es totalmente cierto?
FUENTE:

martes, 16 de enero de 2018

CAPITULO VIII...

El 16 de enero de 1605 se publicó la primera parte de "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha". En el capítulo VIII de la primera parte del libro consigna Cervantes este título: "Del buen suceso que el valeroso don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación".
Cesi Ramírez Martin ilustra
Don Quijote y Sancho salen  de Alcázar de San Juan en mitad de la noche para no ser vistos por sus familiares y vecinos y así evitar la segura oposición a su marcha. La aventura se inicia con los primeros rayos de sol de aquella mañana:“En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más, desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.-¿Qué gigantes? –dijo Sancho Panza.-Aquellos que allí ves –respondió su amo- de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas.-Mire vuestra merced –respondió Sancho- que aquellos que allí se aparecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.”Es el capítulo más popular, el más conocido o uno de los imprescindibles y quizá el que de alguna manera mejor resume la filosofía múltiple y compleja del libro...Lo pude comprobar la primera vez que me encontré enfrente de uno de los conjuntos de molinos más bonitos-  los de Consuegra-. Llevan mas de cuatrocientos años en el horizonte manchego pese a que hace décadas dejaron de ser útiles en la molienda al ser sustituidos por los molinos industriales lo que les hizo quedar en la ruina con lo que por el abandono unas veces y por el vandalismo otras casi los hace desaparecer...Pocos quedan originales de la época y menos con su maquinaria original.

Se empezaron a construir a mediados del siglo XVI debido a la falta de agua en la mayoría de los ríos durante casi todo el año en La Mancha lo que impedía moler  a los molinos movidos por agua. Fue en los lugares gobernados por la Orden de Santiago.
Según  leo en un magnífico blog ALCAZAR LUGAR DE DON QUIJOTE DE LA MANCHA:
https://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/2013/01/22/los-molinos-de-viento-los-gigantes-de-la-mancha/ del autor  Luis Román Alhambra reconoce el gran trabajo de otro doctor don Rafael Mazuecos(1893-1988) en su publicación Hombres, lugares y cosas de la Mancha en 1971 con el título Molinos de viento manchegos nos detalló cómo eran y cómo se construyeron estos artilugios.
Aquí el enlace al PDF de tal título y al plano de uno de esos ingenios.


Y para finalizar no puede faltar el ilustre ilustrador del Quijote, nuestro amigo Gustavo Doré.


ENLACES DE ESTE POST:
MOLINOS DE VIENTO MANCHEGOS


domingo, 14 de enero de 2018

PARA VIVIR ES NECESARIO MORIR...

No lo digo yo. Lo copio y lo pongo en la entrada de este post. Y es cierto, muy cierto. Cumplir años es morir el año anterior y vivir el nuevo... Eso es el cumpleaños. Pero yo no soy poeta. Pero puedo leer la poesía de los poetas... Y coger prestados sus versos para adaptarlos a mis sentimientos y emociones. O no sé si son los poetas los que sacan de nuestras entrañas esos sentimientos y esas emociones que nosotros no sabemos expresar... Por eso considero a los poetas como los curanderos, los médicos o doctores excelsos que nos extraen de lo mas hondo de nuestras uvas el zumo del vino más entrañable, la esencia de nuestro sentir y de nuestro ser... Recordar a Ángel González, todavía no titulado "hijo predilecto de Oviedo", es obligación y sobre todo devoción.

CUMPLEAÑOS

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.
Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.

PORVENIR
Te llaman porvenir
porque no vienes nunca.
Te llaman: porvenir,
y esperan que tú llegues
como un animal manso
a comer en su mano.
Pero tú permaneces
más allá de las horas,
agazapado no se sabe dónde.
… Mañana!
Y mañana será otro día tranquilo
un día como hoy, jueves o martes,
cualquier cosa y no eso
que esperamos aún, todavía, siempre.

Para disfrutar de su poesía te remito a esta dirección:http://www.poesi.as/Angel_Gonzalez.htm
En 1985 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las letras, y en 1996 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. En este mismo año fue elegido miembro de la Real Academia Española.
Ángel González

Oviedo, 6 de septiembre de 1925 – Madrid, 12 de enero de 2008

“Nací en Oviedo en 1925. El escenario y el tiempo que corresponden a mi vida me hicieron testigo –antes que actor- de innumerables acontecimientos violentos: revolución, guerra civil, dictaduras. Sin salir de la infancia, en muy pocos años, me convertí, de súbdito de un rey, en ciudadano de una república y, finalmente, en objeto de una tiranía. Regreso, casi viejo, a los orígenes, súbdito de nuevo de la misma Corona.

Zarandeado así por el destino, que urdió su trama sin contar nunca mi voluntad, me resigné a estudiar la carrera de Leyes, que no me interesaba en absoluto pero que tampoco contradecía la costumbre, casi norma de obligado cumplimiento (“todo español es licenciado en Derecho mientras no se demuestre lo contrario”), a la que se sometían en su mayor parte los jóvenes de mi edad y de mi clase social –clase media, transformada en mi caso, como consecuencia de la guerra civil, en muy mediocre.
Larga y prematuramente adiestrado en el ejercicio de la paciencia y en la cuidadosa restauración de ilusiones sistemáticamente pisoteadas, me acostumbré muy pronto a quejarme en voz baja, a maldecir para mis adentros, y a hablar ambiguamente, poco y siempre de otras cosas; es decir, a l uso de la ironía, de la metáfora de la metonimia y de la reticencia. Si acabé escribiendo poesía fue, antes que por otras razones, para aprovechar las modestas habilidades adquiridas por el mero acto de vivir. Pero yo hubiese preferido ser músico –cantautor de boleros sentimentales- o tal vez pintor. Fui, en cambio, funcionario público. En 1970 vine por vez primera a América –México y EE. UU.-, y empecé a quedarme por ese continente a partir de 1972 (profesor visitante en las universidades de New Mexico, Utah, Maryland y Texas). En la actualidad, enseño literatura española contemporánea en la Universidad de New Mexico.”
(en Palabra sobre Palabra Seix Barral Los Tres mundos)  
ENLACES:

ILUSTRE ILUSTRADOR en Salamanca(II).

El amigo Doré vivió 51 años y tuvo tiempo de ilustrar más de doscientos libros, es decir, una media de 4 libros pero si restamos quince o veinte años de juventud y formación sería el trabajo de treinta años y la media de siete libros...
rompecabezas
Pintura "El Enigma", parte del acervo del Museo D'Orsay, en París.
paradise_lost_5
Ilustración para el libro "El Paraíso Perdido", de John Milton
paradiso34x
Ilustración del paraíso para el libro "La Divina Comedia", de Dante Allighieri
cinderella1
Ilustración para el cuento "Cenicienta"
raven7_lenore
Ilustración para la obra "El cuervo", de Edgar Allan Poe
Su carrera comenzó siendo apenas un adolescente, cuando publicó unas litografías sobre Los doce trabajos de Hércules. Esta obra captó la atención de un editor de París; ciudad a la que se trasladó el muchacho, simultaneando sus estudios con su trabajo como ilustrador.Además de la ilustración y sus famosos grabados, el artista francés se dedicaba también a la pintura; no obstante, la fama de sus dibujos eclipsaba la de sus pinceles. Por ese motivo, Doré declaraba:
Soy mi propio rival, debo borrar al ilustrador a fin de que no se hable de mí nada más que como pintor.
Dore_Paysage
Este es una de las pinturas de Gustavo Doré. Paisaje de Bretaña y Escocia.
Y una acuarela Le Pays des fées de 1881. 
42-LG
En el Catálogo de la obra completa de Gustave Doré (1931), Henri Leblanc contabiliza 9850 ilustraciones, 68 títulos de música, 5 carteles, 51 litografías originales, 54 “lavis”, 526 dibujos, 283 acuarelas, 133 pinturas y 45 esculturas.
Doré falleció en París en 1883. Una edición de la obra de Edgar Allan Poe, El cuervo fue publicada póstumamente con más de una veintena de sus ilustraciones.




DORÉ Y CHEVALLIER EN SALAMANCA

img_0298
Esta ilustración de Salamanca se cree como probable de Gustavo Doré aunque su calidad comparada con otras parece menor. Tiene el valor de ser reflejo de una época concreta y también según algunos de un estado de ánimo del autor que refleja su posible desilusión ante la ciudad.
Viajaba con Davillier y un día se asientan en la ciudad del río Tormes. Recorren la España del siglo XIX y se proponen recoger una visión real del país. Sus textos son recogidos por la revista Le Tour du Monde así como las ilustraciones. Pero parece ser que la impresión de ambos sobre Salamanca no es muy de su agrado. Parece que la ciudad les recibe triste y pobre, con los monumentos ruinosos de la guerra de la Independencia, viviendas modestas y miserables, barrizales malolientes, sin industria ni comercio y que pese al glorioso pasado universitario malvive en un presente negativo.
Como se expresa en el blog Historias del cuarto de atrás(del que obtengo esta información que os reproduzco y resumo)...

"Mientras Davillier redacta su artículo, Doré ha tomado asiento a orillas del Tormes. Ha encontrado un buen sitio a la sombra de unos chopos. Frente a él se alza la Catedral. Un Tormes caudaloso espumea cristalino bajo los arcos romanos del puente. Un grupo de hombres descansa a la orilla, unos metros más allá de Doré. Aunque no puede entender lo que dicen, Doré escucha sus voces y risotadas, y durante un momento les observa.  Ellos también le miran. Puede que incluso alguno de esos hombres le conozca porque su hermana, o su novia, o su madre lave la ropa en la casa donde los franceses se hospedan; es lo normal en las ciudades pequeñas. Quizá las risotadas del grupo de charros aplauden algún chascarrillo malicioso contra los franceses; es todavía pronto para perdonar la invasión francesa. Doré se desentiende del grupo de hombres y durante un momento fija su atención en unos caballos que chapotean en el agua. Contempla las torres salmantinas, respira con profundidad, y cierra su cuaderno de dibujo."
FUENTES: