viernes, 20 de enero de 2017

SOY UN ALGORITMO

Los que nos dedicamos tiempo a la enseñanza y pese a los años aún estamos en estado de buena esperanza, quiero decir, dispuestos a aprender lo mucho que ignoramos hace tiempo que apareció el concepto de algoritmo pero referido a un proceso lógico matemático y que lo designábamos con otro nombre: rutina, proceso, formulismo, instrucciones, cálculo, operación, procedimiento, operación, cálculo...En realidad entendemos por algoritmo un conjunto de normas o reglas que permiten realizar una actividad mediante pasos sucesivos hasta llegar a un estado final o solución.En la vida cotidiana, se emplean algoritmos frecuentemente para resolver problemas. Algunos ejemplos son los manuales de usuario, que muestran algoritmos para usar un aparato, o las instrucciones que recibe un trabajador
para realizar su trabajo. En matemáticas son clásicos los algoritmos de la operaciones, las multiplicaciones, el algoritmo de la división para obtener el cociente, etc.
Este nombre parece que viene de Al-Juarismi, matemático persa, astrónomo y geógrafo que vivió entre 780 7 850. Se sabe poco y hay dudas sobre su lugar de nacimiento aunque se cree que nació en Bagdad mientras otros lo sitúan en Uzbekistán. Se le considera el padre del álgebra y del sistema de numeración llamado arábigo.
Pero lo que nos llama la atención es la creciente popularidad de este término. Digamos que es una de esas palabras que ha salido del mundo de las matemáticas para introducirse en campos del lenguaje y por tanto de la vida diversos. La palabra "algoritmo", viene de la mano de la cada vez mayor utilización en la sociedad de dispositivos y aplicaciones. Quién le iba a decir a Al-Khwarizmi, al matemático irakí o uzbeko que su nombre sería vocabulario habitual en el siglo XXI.

Dos cuestiones se plantean sobre los algoritmos:
1) El control de los mismos y el peligro de su objetividad. Como dice Emilio García en su blog de Huffingtton Post hasta ahora "los algoritmos han obtenido un revestimiento de objetividad e infalibilidad al pasar  su entorno de ejecución desde la mente humana a los circuitos de los dispositivos digitales." Es decir interpreto que la ejecución automatizada de esos algoritmos hace pensar en la confianza que en principio despertaban como elementos objetivos y no sesgados. Pero esto no siempre es así y no conviene confiar en ellos en exceso. Puede haber manipulación tanto en los datos como en los mismos procesos, en los diseños de esos mismos algoritmos asi como en la interpretación de los resultados. Es decir, los datos, el diseño del algoritmo y la interpretación de los datos pueden no ser objetivos. Como dice Emilio García Garcia, "los prejuicios o la imparcialidad de quienes intervienen son inevitablemente incorporados a los algoritmos." ¿Qué significa esto? Pues que los algoritmos y los datos son el núcleo de un futuro en que nuestras vidas serán condicionadas por la inteligencia artificial.
Las empresas actuales utilizan algoritmos para todos los aspectos de la vida. Desde la sanidad hasta la política pueden estar condicionadas por la aplicación de algoritmos. Garantías sanitarias o coberturas de seguros pueden estar condicionadas por la aplicación de procesos algorítmicos La canciller alemana Angela Merkel criticaba como " la falta de transparencia de los algoritmos puede dar lugar a una distorsión de nuestra percepción de la realidad, limitando la información e influyendo en la opinión pública y por tanto en los resultados electorales.
Respecto a las empresas y la utilización de nuestros datos personales surge la reivindicación de un derecho ciudadano: saber qué datos personales son utilizados en un proceso algorítmico de decisión...
En fin que los algoritmos y los datos-afirma Emilio García García- son el núcleo de un futuro en que nuestras vidas serán condicionadas por la inteligencia artificial y aquí los políticos tienen que gestionara los riesgos y los beneficios para el bien de la sociedad. ¿Sabrán hacerlo?

2) Estamos rodeados de algoritmos. Pero hay algo más: nosotros mismos puede que seamos algoritmos.
Los algoritmos que controlan las máquinas expendedoras funcionan con engranajes mecánicos y circuitos eléctricos y los algoritmos que controlan mi conducta y la de cualquier humano operan a través de las sensaciones, emociones y pensamientos. Lo que pasa es que los algoritmos humanos son mucho mo que valora mucho el peligro mientras que la confianza surge de otro algoritmo que desprecia el peligro. El 99 por ciento de nuestras decisiones más importantes de nuestras vidas-las personas que queremos, la carrera que elegimos y el lugar de residencia, etc.- las tomamos con refinadísimos algoritmos que llamamos sensaciones, emociones y deseos.
En las últimas décadas, los científicos de la vida han demostrado que las emociones no son fenómenos espirituales o misteriosos. Según se lee en la página 100 del Homo Deus de Yuval Noah Harari, las emociones son algoritmos bioquímicos vitales para la supervivencia y reproducción de todos los mamíferos. Afirma este magnífico escritor que durante los últimos años los biólogos han llegado a la conclusión de que cuando pulsamos los botones de cualquier máquina y tomamos el café o el té está funcionando con sus algoritmos.
Y como yo- como todos hoy en día- manejamos multitud de ´máquinas lo hacemos por que nos funcionan los algoritmos y cuando amamos u odiamos, cuando nos atrevemos o cuando nos acobardamos, cuando reímos y cuando lloramos lo hacemos por que somos un conjunto de algoritmos. Por eso puedo afirmar que SOY UN ALGORITMO.

ENLACE:


jueves, 19 de enero de 2017

CONÉCTATE CON TODO EL MUNDO.

CONÉCTATE CON TODO EL MUNDO: este es el slogan que incorpora RADIO.GARDEN. Marcando cualquiera de los puntos que representan a todas las ciudades del mundo puedes escuchar las emisoras de cualquier parte del mundo. Haces girar el bloque terráqueo y pinchas en los puntos verdes y oyes el sonido musical o la noticia desde Bagdad o escucho radio Arequipa en Perú...
Proyecto holandés fue desarrollado por el Instituto Holandés para el Sonido y la Visión con la colaboración de universidades de Alemania, Holanda, Dinamarca y Reino Unido. Al ponerte en contacto con tal experiencia radiofónica sientes la emoción de acceder a un mundo interactivo global.
La radio te permite dar la vuelta al mundo desde tu pantalla explorando sonidos y lenguajes de cualquier continente saltando barreras lingüísticas y fronteras geográficas.
No hay nada que descargar pues al ser una página web interactiva funciona en cualquier dispositivo. Más de quince millones lo han utilizado en apenas un mes de funcionamiento.
Y eso que no ofrece todas las estaciones pues se inició con unas 8.000 emisoras y ahora están en unas 9.000 y creciendo.
Jonathan Puckey miembro del equipo que creó la instalación formada por las compañías de diseño Studio Puckey y Moniker de Ámsterdam afirma que "lo que era importante para nosotros era que no aparecieran los nombres de las ciudades ni de los países ni las líneas fronterizas y dejar al usuario en una especia de Tierra desnuda", vamos, "no poner puertas al campo".

"Conceptualmente, lo que era realmente importante para nosotros era que no aparecieran los nombres de las ciudades ni de los países ni las líneas fronterizas, y dejar al usuario con esta especie de Tierra desnuda", explica Jonathan Puckey, parte del equipo que creó la instalación, formado por las compañías de diseño Studio Puckey y Moniker, de Amsterdam.

Un ENLACE interesante que precisa la noticia aquí:http://www.transnationalradio.org/node/79

martes, 17 de enero de 2017

EL AUGURIO DE GALTUNG...

¿Qué pasa con el Donald Tramp ? Está claro que la incertidumbre y cierto grado de inseguridad está produciendo el reciente elegido para la presidencia de los EEUU. Frente a la sustitución electoral de un Jimmy Carter por el primero de los Bush o la alternativa de Bill Clinton por el otro Bush en este caso el próximo inquilino de la Casa Blanca está cuando menos en la polémica de la opinión y de los medios de información. Por otra parte las reacciones en los países más potentes son un tanto contradictorias pues mientras la tradicionalmente potencia oponente- Rusia- a través del señor Putin parece satisfecha en otros espacios-Unión Europea- por ejemplo se teme su ascenso a la Presidencia de EEUU.
 Johan Galtung investiga sobre los conflictos sociales y la paz. Sociólogo y matemático noruego conoce la política internacional y adelantó la debacle de la Unión Soviética/URSS una década antes de que sucediese y con el levantamiento popular en la plaza china de Tiananmen y además predijo o adelantó las crisis económicas de 1987, 2008 y 2011. También adelantó los atentados terroristas del 11 de septiembre.
Al referirse a Tramp afirma que provocará la decadencia de los Estados Unidos al año 2020 que dejará de ser la primera potencia en el mundo dejando de ser una superpotencia mundial. Para el 2025 caería el "imperio americano".
El Huffington Post se hace eco de Motherboard  en el que este aspirante a Premio Nobel expresa su teoría basada no en impresiones personales o sensaciones, sino en modelos matemáticos que elabora a partir del auge y caída de diez imperios a lo largo de la historia que explican las "contradicciones mutuamente sincronizadas y reforzadas" que llevaron a su decadencia.
El AUGURIO DE GALTUNG es el pronóstico que en su libro ya publicado en 2009, La caída del Imperio Americano y entonces qué? en el que denuncia la existencia de un fascismo reaccionario que surgiría previamente al colapso total. Ese fascismo ya se inició en la época de Bush. Entre las 15 contradicciones que su modelo exige para que se de la decadencia y el colapso están las siguientes:
  • contradicciones económicas como la 'sobreproducción respecto a la demanda', el desempleo y los crecientes costos del cambio climático; 
  • contradicciones militares, incluyendo el aumento de las tensiones entre los EE.UU., la OTAN y sus aliados militares, junto con la creciente insostenibilidad económica de la guerra; 
  • contradicciones políticas, incluyendo los papeles conflictivos de los EE.UU., la ONU y la UE; 
  • contradicciones culturales, incluyendo las tensiones entre los Estados Unidos judeocristianismo, el Islam y otras minorías; 
  • y las contradicciones sociales que abarca el distanciamiento creciente entre el llamado 'sueño americano' y la creencia de que todo el mundo puede prosperar en los Estados Unidos a través del trabajo duro y la realidad de la vida americana (el hecho de que cada vez más personas no pueden prosperar y tienen mas dificultades para desarrollar una vida media).
Como se explica en Wikipedia "Galtung introdujo varios conceptos nuevos, entre ellos son los más conocidos aquellos acerca de la violencia y la paz:
  • El triángulo de la violencia: Aparte de la violencia directa, física o verbal y visible para todos, existen también la violencia estructural y la violencia cultural, fuerzas y estructuras invisibles, pero no menos violentas. Ellas son las raíces de la violencia directa y comprenden ciertas formas sociopolíticas y culturales de una sociedad: las estructuras violentas como represión, eexplotación, marginación o también la distancia no adecuada; y la cultura de la violencia como la legitimación de la violencia en el patriarquismo, racismo o sexismo.
  • Paz negativa versus paz positiva: La paz debe ser más que la mera ausencia de un conflicto violento (ésta es designada como paz negativa); los Estados (o cualquier grupo dentro de un conflicto) deben buscar relaciones de colaboración y apoyo mutuo para lograr una paz positiva. En el momento del cese al fuego el trabajo para construir la paz no está sino a punto de comenzar, para lograr así una paz que dure más allá del alto al fuego."

Todo esto comenzó con la presidencia de George W. Bush y se intensificará durante el mandato de Donald Trump. Se cumplirá el Augurio de Galtung?¿Qué pasará con Donald Tramp?
ENLACES:
Motherboard
Johan Galtung
Teoría del Triángulo de la Violencia

domingo, 15 de enero de 2017

POLÍTICA GOT-GAT

La neutralidad o el equilibrio o la templanza o lo tibio nunca fue muy propio de nosotros los españoles. O somos del Madrid o del Barcelona. Del Depor coruñés o del Celtiña de Vigo, del Sevilla del Sánchez Pizjoan o del Betis del Villamarín. Aquello que decía Aristóteles que en el medio estaba o está la verdad o no va mucho con nuestras mentalidades. Pero en filosofía clásica también: o Parménides o Heráclito y en política ya se sabe de rojo izquierda o azul derecha...
Viene esto a cuento de un artículo de Javier Cercas en la revista de El País de hoy, domingo 15 de enero, que he leído hace unos momentos y que me parece original y acertado. Y digo, pues voy a realizar un post, que el artículo lo merece.
Lo primero decir que lo que se llama GOT lo refiere Cercas  a los ciudadanos que denomina como los Grandes Odiadores de la Transición. Engloba aquí a todos los españoles que afirman que la transición no fue un proceso en nada ejemplar pues estuvo determinado y controlado por el miedo al Ejército y a las fuerzas que durante el periodo del franquismo llevaron la vara de mando político, social y económico. Para estos españoles lo bueno hubiera sido no una transición sino una ruptura con todas las de la ley con elaboración de una constitución que rompiera con todo lo anterior y que hiciera "tabla rasa" del franquismo. Para ellos el nombramiento de Juan Carlos como Heredero y la restauración de la monarquía no era la solución sino un parche o un arreglo pues en la mayoría de ellos estaba la idea de una República.
En el otro lado de la balanza están lo que J. Cercas llama los GAT: los Grandes Apologetas de la Transición. Aquellos que consideran que la Transición fue algo ejemplar, admirado en todo el mundo, la Constitución desarrollada la más efectiva y práctica de la Historia y la restauración monárquica era volver a España a la senda de su propia esencia.
Imagina a los GOT y GAT en los dos extremos de un ring o combate de boxeo pero sin nadie entre ambos, es decir, sin los árbitros equilibrados. Pero sí hay considera Cercas que éstos árbitros sí existen y afirma que son los historiadores serios...capaces de poner a los Got/Gat en su sitio o de mandarlos a casa...
No obstante yo tampoco creo que esos historiadores serios sean muchos. El historiador como el periodista es casi imposible que sea independiente y objetivo, si es que esto es posible. Lo vemos en los actuales medios de comunicación. ¿cuántos periodistas hay que no estén de uno u otro lado? ¿Es que hay la figura del economista que sea equilibrado o más bien está o en un posicionamiento de defensa de los partidos de derecha o en los de izquierda? Los números son economía, es cierto, pero las soluciones a los problemas retoman acciones conservadoras o progresistas, de un lado del ring o del otro.
La historia y los historiadores repiten esa bipolaridad y aquello que de estudiantes de los años setenta de que la historia es maestra de la vida o que debe conocerse para no repetirla no siempre es cierto. La historia es como la experiencia: aunque aparentemente parezca cíclica las circunstancias son distintas según sean de ayer, hoy o del mañana. Por tanto la historia y los historiadores no aportan mucho a ese enfrentamiento que J. Cercas nos plasma en esas siglas antagónicas de GOT y GAT. No creo que los historiadores serios sean los que coloquen en su sitio a los españoles. Al contrario creo que mañana-dado el contexto cultural de nuestro país hoy en día- las posiciones maximalistas se agranden de forma más intensa... A considerar esto: si hoy en día, en plena actualidad, un hecho político actual y reciente como es la trama Gurtel o el caso Urdangarín, se presta a declaraciones, a documentos de cientos y miles de hojas, en donde las alusiones a favor y en contra no permiten una "seguridad histórica" y nos transmiten inseguridad y desconfianza de las fuentes de información incluso de las jurídicas qué nivel de incertidumbre nos puede dar un caso más relevante como el golpe del 23F, del que no hay una versión unánime de  quienes fueron sus causantes (aparte la versión oficial que puede ser también cuestionada), ¿que seguridad podemos tener para dar como ciertos y seguros acontecimientos que sucedieron hace muchos años o siglos?
Leyendo el papel de la historia y de los historiadores en el libro Homo Deus de Noah Harari se afirma que "esta es la paradoja del conocimiento histórico. El conocimiento que no cambia el comportamiento es inútil. Pero el conocimiento que cambia el comportamiento pierde rápidamente su relevancia. Cuántos más datos tenemos y cuanto  mejor entendemos la historia,  más rápidamente la historia altera su rumbo y más rápidamente nuestro conocimiento queda desfasado." "Si la historia no sigue ninguna regla estable y si no podemos predecir su rumbo futuro ¿por qué estudiarla? A los historiadores-nos dice Noah Harari- se les pide que examinen los actos de nuestros antepasados para que podamos repetir sus decisiones sensatas y evitar sus equivocaciones. Pero casi nunca funciona de esta manera, por la sencilla razón que el presente es demasiado diferente del pasado. Es una pérdida de tiempo estudiar las tácticas de Aníbal en la Segunda Guerra Púnica con el fin de copiarlas en la Tercera Guerra Mundial. Lo que funcionó bien en las batallas de caballería no tiene por qué ser de mucho provecho en la guerra cibernética."
En Wikipedia se expone sobre la historia y su filosofía " que la historia, como la medicina, es una de las ciencias en que el sujeto investigador coincide con el objeto a estudiar. De ahí la gran responsabilidad del historiador: la historia tiene una proyección al futuro por su potencia transformadora como herramienta de cambio social; y a los profesionales que la manejan, los historiadores, les es aplicable lo que Marx dijo de los filósofos (hasta ahora se han encargado de interpretar el mundo y de lo que se trata es de transformarlo). No obstante, desde otra perspectiva se pretende una investigación desinteresada para la objetividad en la ciencia histórica. Aunque llegar a conocer los hechos tal como fueron, como pretendía Leopold Ranke, es imposible, sí es un imperativo de la investigación histórica acercarse al máximo a ese objetivo, y además hacerlo con una perspectiva tal que sitúe los hechos en su contexto, de modo que al conocimiento factual se añada el entendimiento de lo que realmente pasó; y aunque sea inevitable que sesgos de todo tipo alteren la forma en que tal entendimiento se produce, al menos ser conscientes de cuáles pueden ser y en qué grado actúan.

ENLACES: