viernes, 19 de febrero de 2010

AL AIRE



¿Para qué sirve media ala? Desde los tiempos de Darwin, esta pregunta no ha dejado de plantearse con la intención de proyectar dudas sobre la evolución y la selección natural. Los biólogos nos dicen que las aves evolucionaron a partir de reptiles primitivos, pero la cuestión es ¿cómo pudo un animal terrestre desarrollar por medio de la evolución la capacidad de volar?
El primer paso fue el planeo que se hizo de formas diferentes en animales placentarios, en los marsupiales y en los reptiles. Las ardillas voladoras, los lemures o el colugo de Asia
poseen especies de membranas desde la cabeza hasta la cola o repliegues de la piel que les permite pasar de un árbol a otro para buscar nueces o escapar de los depredadores. Según nos dice Coyne se ha visto a un colugo planear unos 140 metros con sólo una pérdida de 12 metros de altura.
Desde el siglo XIX, la similitud entre los esqueletos de las aves y de algunos dinosaurios llevó a los paleontólogos a teorizar que tenían un antepasado común como los terápodos, unos ágiles dinosaurios que andaban sobre dos patas.
El primer vínculo entre reptiles y aves lo llegó a conocer el propio Darwin y es el denominado Archaeopteryx lithographica,
un animal del tamaño de un cuervo, que se descubrió en una cantera de caliza en Alemania en 1860, según nos cuenta Jerry A. Coyne en su libro POR QUÉ LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN ES VERDADERA.El problema se planteaba en no haber encontrado ningún animal entre los reptiles y las aves. Pero esto se va terminar pronto.

En la década de los años 1990 se producen en China una avalancha de descubrimiento de fósiles con terápodos de pluma que cubrió la brecha que antes indicamos. Algunos presentan estructuras filamentosas muy pequeñas que cubren todo su cuerpo y que probablemente sean unas primitivas plumas. Así el fósil Sinornithosaurus millenii
cuyo cuerpo aparece totalmente recubierto por unas plumas pero con garras, dientes y cola ósea le alejan aún de las aves modernas.El más sorprendente de todos es el Microraptor gui que tenía cubiertas de plumas las cuatro extremidades. Eran formas de terópodos que tenían caracteres que les acercaban a las alas pero también su comportamiento era el de aves. Uno de ellos es un pequeño dinosaurio con plumas que duerme con la cabeza escondida bajo su antebrazo plegado como un ala. Este animal recibe el nombre científico de Mei long(dragón profundamente dormido). En fin todos los fósiles de dinosaurios con plumas datan de hace 135 y 110 millones de años. Consignar que los dinosaurios con plumas probablemente continuaron existiendo después de que uno de los suyos diera origen a las aves…
No estamos seguros de si Archaeopteryx es la única especie es la única especie que dio origen a todas las aves modernas. Parece improbable que sea el “eslabón perdido”. Pero es un fósil de una larga serie que documentan con claridad la aparición de las aves modernas.



ENLACE INTERESANTE:
http://people.eku.edu/ritchisong/554notes2.html

4 comentarios:

Pedro Jose Madrigal Reyes dijo...

Un gran artículo, solo agregaría que las aves son los parientes vivos, más cercanos a los dinosaurios, lo apunto por que antes pensaba que eran los cocodrilos pero estos eran sus competidores no sus descendientes… un saludo.

Siesp... dijo...

Después de esta fenomenal lección, ahora nos falta encontrar entre los dinosaurios al antecesor del sujeto radiactivo ese que ha manchado Oviedo con su presencia, con el mismo gesto que ponías tú en el post de la foto con la nube sacándonos el dedo, jejeje.
Imagino que no te irías a tomar una sidrina con semejante especimen, ¿no?
Salud.

marcelino dijo...

MadrigalReyes:lo cierto es que el mundo de la evolución está lleno de una sorprendente y bella racionalidad. Hasta otra.

marcelino dijo...

Siesp:El "aznardigituscorerigo" se creía que Ovetum era campo abonado y no sabe que las cuencas están a cinco minutos de las facultades...y que los astures semos guerreros pero de paz. Le dedico un "arreglo" en el post que ahora incorporo al blog aprovechando lo de la nube...Hasta otra.