domingo, 20 de junio de 2010

¿Qué le pasa al Vaticano?


¿Qué le pasa al Vaticano? ¿No puede respetar al menos con el silencio a una voz discrepante de su ideología y del dogma romano? Saramago era un intelectual libre, pensamiento propio, que sentía la vida y la muerte con su propia cultura y criticaba aquello que razonadamente consideraba que no era bueno para el hombre. La religión y la curia vaticana no saben de elegancia: sí conoce de la solemnidad ampulosa del ritual, de la música sacra conmovedora de ánimas, de la liturgia opulenta pero desconoce el respeto y la dignidad de la persona que libremente expresa sus ideas distintas y distantes, que denunció toda la vida aquello que la curia vaticana olvida: la pobreza, la injusticia, la desigualdad... y que racional y honestamente discrepa de la función de las religiones y en concreto de la católica.No se acuerda de los niños de la India ni del padre Ferrer, por ejemplo, ni de promocionar claramente su apoyo al Nobel...pero sí de amonestar a los curas guerrilleros que están con los humildes o de los que discrepan de la organización cerrada de la curia romana.Por favor, no es hora ni el momento de cargar las tintas con el cuerpo y el espíritu aún caliente del bueno de Saramago y se olvida de los miles y millones de personas que están mucho más cerca del pensamiento de JS que de la curia vaticana. Muy mal, iglesia. El ecumenismo brilla por su ausencia. El humanismo teológico de la iglesia se hace inhumano e irracional. El momento, el día y hora de un difunto exige respeto y los millones de pensantes que están en su línea tanto o mucho más.Respeto por favor...
¿Cómo puede el Observatore Romano escribir cosas como estas en estos tiempos?:

Habla de "la omnipotencia (presunta) del narrador". Bueno como si en la iglesia no hubiera nada de omnipotencia. Desde lo más excelso hasta lo mínimo todo en la SICAR es todopoderoso. Sobre todo el poder, la banca, la liturgia es todopoderoso pero todo este poder no se aplica a eliminar la pobreza en la India por ejemplo. El padre Ferrer no existe, ni su trabajo que está mereciendo ahora el reconocimiento popular no tiene ni una palabra, ni una actitud solidaria...
"Fue un hombre y un intelectual de ninguna admisión metafísica, hasta el final anclado en una proterva confianza en el materialismo histórico, alias marxismo", reza el artículo... El materialismo histórico y el marxismo son corrientes de pensamiento tan legítimas y respetables como las creencias de otras versiones religiosas o no religiosas. Si esto no se reconoce, la SICAR no es mas que una sociedad integrista y nada ecuménica(cómo hace años lo pretendió y ahora lo olvidó totalmente).Gafas y máquina escribir de Saramago.

"Un populista extremista como él, que se había hecho cargo del porqué del mal en el mundo, debería haber abordado en primer lugar el problema de todas las erróneas estructuras humanas, desde las histórico-políticas a las socio-económicas, en vez de saltar a por el plano metafísico", prosigue.El populismo es un sentimiento que se adquiere por calar el pensamiento en el pueblo y de forma razonada y razonable. El pensamiento del hombre intelectual convence y además el ejemplo arrastra. Y este es el caso de Saramago.
El artículo de "L'Osservatore Romano" asegura que Saramago no debería haber "inculpado, incluso demasiado cómodamente y lejos de cualquier otra consideración, a un Dios en el que nunca había creído, por la vía de su omnipotencia, de su omniscencia, de su omniclarividencia". Creer o no creer es un acto de libertad de la persona y el vaticano debería respetar la conciencia de cada persona especialmente si considera que su dios no es un acto de fe y sí un acto de reflexión y una opción de elección individual y personal.
¿Qué le pasa al Vaticano?...
Claudio Toscani...hace honor a su apellido: es tosco...
ENLACE: Contra Saramago.

4 comentarios:

Siesp... dijo...

Al Vaticano no le pasa ni más ni menos que ha vuelto a dar la imagen de lo que es: Un nido de ratas. Veo que hemos coincidido a la hora de hacer esta clase de entrada en nuestros blogs.

A mí, con los actos de la secta católica me resulta cada vez más difícil ser tolerante. Dan asco, invaden la intimidad de las personas, son criminales...

En fin, que se me va la boca y me pierdo.

Un abrazo.

marcelino dijo...

No me extraña que te produzca enfado Siesp. Esos que hablan de la bondad, de la suprema sabiduría, de la paz no respetan la diferencia ni otras apreciaciones de la realidad...Son integristas y además deshonestos...

vazquez74 dijo...

Desde luego podían haber esperado un poco para criticar de forma tan cobarde (porque el criticado ya no se puede defender) a Saramago. Pero creo que con ese artículo tan mezquino ellos mismos se están auto inculpando, están admitiendo su carácter rencoroso y maniqueo.
Que vergüenza, qué falta de respeto hacia un muerto.
¿Y estos son los que nos quieren salvar? Casi prefiero la condena...
Saludos.

marcelino dijo...

Sólo respetan aquello que ellos dicen. Como si los demás no tuvieran sus propias ideas sobre la realidad. Si no sigues sus libros, sus oraciones y sus razonamientos se vuelven integristas que no respetan a los que piensan de otra manera. Es decir, el pensamiento es único, el de ellos...y fuera de eso la humanidad no lo es(para ellos).Los otros pensamientos son enemigos a batir. La paz del señor sea siempre con vosotros(para los que piensan como yo). Los que lo hacen diferente:la guerra santa...Hasta otra, V74.