jueves, 10 de junio de 2010

¿FINANCIACIÓN?

¿Tan difícil es separar a la iglesia del estado? ¿No es posible hacer un estado laico? ¿Qué puede ocurrir si cada organización religiosa se autofinancia? ¿No puede el estado emplear las ayudas que les da en financiar los servicios de comedores y demás servicios sociales que hasta ahora prestan? En el programa 25 segundos de la TVE se debatió el tema. Aquí una parte aunque no se registren todos los elementos del debate algunos de ellos también más que interesantes.
video

En algunos casos se produce una discriminación entre unas organizaciones religiosas y otras.Así en la actualidad, el Estado paga los salarios del clero católico mediante una transferencia mensual de fondos desde el Ministerio de Hacienda a la Conferencia Episcopal (141.469.680 euros en 2005), además de dispensar a esa confesión de un trato fiscal privilegiado, con exenciones del IVA y de los impuestos de patrimonio, sucesiones y donaciones, entre otros, y de pagar los salarios de sus docentes de catolicismo, unos 18.000. "Son cantidades que podrían marear al lector y algunas de ellas tienen dificultades de encaje con la legislación europea", declaró el 29 de mayo pasado el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, del que depende la gestión de los asuntos religiosos. Frente a esas cifras, el Estado ha presupuestado este año tres millones de euros para financiar algunas actividades de las confesiones protestante, judía y musulmana, mediante la creación de una fundación pública controlada por el propio ministerios. Mas datos: HISTORIA Desde que se formaliza la Iglesia católica en la Roma imperial consigue dotación de recursos. La Edad Media la convierten en feudal con sus propios feudos y territorios, que hicieron de la ICAR un poder temporal y como tal dotado de sus recursos (bienes, impuestos –diezmos, cruzadas-...) En el s.XIX las revoluciones liberales van eliminando estos privilegios. En España el primer Concordato de 1840 ya trata de compensar las desamortizaciones eclesiásticas. El Concordato de 1951 y los Acuerdos consagran ese aporte económico al sostén de la iglesia con aportaciones tributarias y presupuestarias, exención de impuestos (IVA, patrimonio, donaciones y transmisiones, contribuciones, ...) En el Acuerdo de 4-XII-1979 la ICAR declara su propósito de ser autosuficiente. El proceso de sustitución de la financiación pública por la propia se daría en un periodo de 3 años (1982). Estamos en 2006 y el Estado, todos nosotros seguimos pagando. Este dinero público va a unas entidades privadas religiosas, en un Estado presuntamente a-confesional, sin que exista ningún control sobre la utilización de este dinero (COPE, periodicos, inversiones bolsa,…). Tampoco existe un control fiscal, ni datos sobre su economía, porque no existe como ente patrimonial único y cada institución (67 diócesis, cientos de órdenes y congregaciones religiosas, 23.000 parroquias y más de 14.000 fundaciones y asociaciones) tiene autonomía total y su propio estatus económico. Ni siquiera están obligadas a rendir cuentas ante la CEE, sólo ante Roma de acuerdo al Código de Derecho Canónico. Sorprende la tranquilidad con la que han aceptado la modificación del sistema, ¿será que les beneficia? El gobierno monta una teatral oposición al 0,8 de los obispos y acepta el 0,7 y prorroga la autofinanciación en 5 años ¿? FINANCIACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA Se estima en 5.100 M€ La Conferencia Episcopal “necesita” según sus cuentas, una dotación que se ha evolucionado de la siguiente forma:
2000: 120M€
2001: 130M€
2002: 133M€
2003: 136M€
2004: 2005: 150M€.

Tres conceptos por año:
1)Campaña IRPF
2) TOTAL ASIGNACIÓN TRIBUTARIA
3) TOTAL RECIBIDO DEL ESTADO (Complemento Presupuestario)
1990
54.788.764
91.714.447
36.925.684

1995
90.001.093
113.807.652
23.806.559

2000
97.681.592
128.133.425
30.451.833

2005
128.682.326
141.469.680
12.787.354
En euros.

Fuente: CEE

I.R.P.F.: El 0.5239% de la recaudación puede cederse voluntariamente a la ICAR.
El Estado pone a disposición de la ICAR todo su mecanismo recaudatorio y tributario estatal.
En 2005, menos del 30% de los contribuyentes marcaron la casilla correspondiente. En 2000 la recaudación fue de 97,7M€ y de 95,7 en 2001. (150 M€). La reforma establece un 0,7 % los que supondrá un incremento hasta los 175 M€ .
Este sistema no implica quienes marquen la casilla pagan a la ICAR, sino que se quita de los recursos disponibles de Hacienda. Que lo pagamos entre todos.

SOBREFINANCIACIÓN: La Conferencia Episcopal “necesita” 150 M€ para su mantenimiento (en 2005). La recaudación mediante el IRPF NUNCA ha cubierto estas necesidades, por lo que el Estado “presta”, vía ley de Presupuestos Generales del Estado la diferencia entre lo recaudado y esas “necesidades”. Este “prestamo” es inmediatamente condonado (en la misma ley de PGE). En 2005 el “prestamo” fue de 50M€ (31M€ en 2000, 30M€ en 2001).

PROFESORES DE RELIGIÓN Y OTROS CARGOS RELIGIOSOS: (33.440 de los que 15.000 lo hacen en centros públicos)El Estado aporta 500M€ para pagar a los profesores de religión católica en las escuelas públicas. El Estado paga además el sueldo de capellanes en cuarteles, hospitales y cárceles. capellanes hospitalarios (510 a tiempo completo y 297 a tiempo parcial), de los penitenciarios (130), más los sueldos de los capellanes castrenses, a cuyo frente está un arzobispo con grado de general de división. (517 M€).

Para ampliar información: DOCUMENTO. ¿A que ahora entendemos por qué no es nada fácil separar una del otro?

2 comentarios:

Siesp... dijo...

Marcelino, en la declaración de la renta hay dos opciones bien definidas (la tercera no): Una es poner la X en "Para la secta católica" y la otra es poner la X en "Para pagar a los profesores de religión que nombra la secta". ¡¡¡Esto último es lo más aberrante de todo este tinglado!!!
Un abrazo.

marcelino dijo...

La religión está claro que tiene su lugar en la iglesia o local de la creencia correspondiente y los profesores que los paguen los padres y las familias que quieran tales servicios. Cada uno en su sitio y un sitio para cada uno. Saludos para Siesp.