jueves, 17 de junio de 2010

DE FRASES HECHAS

Atención al subtítulo: TRANQUILOS QUE SEGUIMOS SIENDO EL MEJOR EQUIPO DEL MUNDO.
Nada tengo contra los periodistas ni contra la prensa en general. El oficio de periodista o la profesión me parece sencillamente preciosa. Y sobre todo por una función: la de servir de intermediario entre la compleja realidad social, política, económica y los ciudadanos. Cuando estos no tenemos el nivel cultural necesario para entender o comprender fenómenos diversos de la realidad los periodistas tienen-o deberían de ser los "aclaradores" de las situaciones ante los responsables políticos, económicos, sociales, científicos, etc. Esta función creo que es la más importante.
Pero la realidad es "cabezona". Vemos que ante un debate por ejemplo, como el de la reforma laboral, el gobierno la presenta a los partidos políticos como proyecto de ley. Bueno, pues si quieres tener los artículos en muchos periódicos no aparece
. ¿POR QUÉ INCREÍBLE?
Tienes que irte al boletín oficial y allí sí, entonces puedes hacerle frente...Pero casi nunca aparece en primera instancia obligada.(Menos mal que con la red esto está resolviéndose, pero recordar que hoy en día aún hay mucha gente que no controla este medio). Dirán que no hay papel-espacio para incluir un proyecto que es bastante voluminoso para las páginas de un diario. Pero sin embargo si se trata de una información deportiva, como en los telediarios, una tercera parte de las páginas no se duda en utilizarlas para fines digamos de entretenimiento.
Pero lo que incomoda es el conjunto de "frases hechas" que se utilizan en el lenguaje deportivo y la presunción de victoria y el triunfalismo que impera entre los corresponsales...Por ejemplo:
1) Ser "favorito": dar por sentado un status o nivel de juego que garantiza resultados casi seguros. El aficionado ingenuo va a sentirse frustrado cuando tal condición falle a través de un resultado adverso.
2) El carácter "histórico" de algunas incidencias: un gol en los primeros segundos; un debut a edad temprana; un número de partidos sin perder; el número de partidos jugados con la selección por un determinado jugador: son los hitos que encandilan a la afición.
3) El plural de "ganamos o perdemos" o "somos los mejores". Es una personalización de unos objetivos que siendo a compartir como juego sin embargo los que verdaderamente gana o pierden son los protagonistas. Bueno, hay quien dice que si se gana el efecto ánimico positivo implica un 7% mas de gasto por euforia(camisetas, bebidas, apuestas/porras, etc.
4) Toda España/Todos: no se contempla la diversidad actual del estado. Si bien es bueno que sirva de cohesión también puede producir-y de hecho lo hace- el finómeno de dispersión.
5) Actitud mágica: análisis e interpretación de hechos repetidos como estadísticas de las cuales se pueden sacar conclusiones. Caso, España nunca perdió con Suiza lo cual lleva a la conclusión ingenua que esta vez tampoco será(cosa que como ya sabemos no es cierta:España acaba de perder por uno a cero frente a Suiza).

SONROJADOS,¿DE QUÉ?
Creo que esto se debería de evitar. Se puede ser aficionado pero más analítico, mas racional. Como cuando se ve una película o se lee un libro. El fútbol sí, el aficionado también pero no aficionado agresivo, totalitario, atávico... Y para ello la prensa y los medios de comunicación deben ser mas, mucho más cuidadosos en sus apreciaciones,controlar los sentimientos, ser más ecuánimes...

4 comentarios:

vazquez74 dijo...

Pasa un poco como con la "histeria colectiva" surgida hace años en torno al fenómeno de Fernando Alonso y las carreras de coches.
¿Dónde están escondidos tantos "aficionados" como había a la Fórmula 1, tantos "expertos"? ¿Dónde se han metido?

Siesp... dijo...

De vergüenza, Marcelino, de vergüenza. Futbolísticamente estamos tan endiosados que bueno resulta recordarnos que el trabajo simple (el de los futbolistas suizos) también vale.
Saludos.

marcelino dijo...

Era yo un chavalín y recuerdo en los entrenamientos del Oviedo cómo los periodistas hacían "la rosca" a las figuras. Se hacían "amigos" pero no en el sentido auténtico y sí como botafumeiros y claro la crítica, el análisis era todo menos realista(no digo, objetivo que es imposible). Y esta costumbre se continúa actualmente de tal manera que se crean unos mundos ficticios que nada tiene que ver con lo real. Saludos a V74.

marcelino dijo...

El fútbol no es deporte. Es una actividad profesional con todas las artimañas propias de recaudar dinero. Como éste se obtiene por la publicidad pues hay que enganchar "audiencias" a base de crear mitos...y en el fútbol son once contra once y el azar que afortunadamente es lo único de deporte que queda en tal actividad...Bueno, Siesp, qué te voy a decir que tu no sepas. Hasta la próxima.