jueves, 8 de enero de 2009

EL ROMPECABEZAS DE JESÚS


El día 25 de diciembre se celebra el nacimiento de Jesús. La figura de Jesús de Nazaret o de Belén siempre ha sido muy atractiva y polémica. Soy de los que aún no entiendo cómo figuras como Mahoma, Confucio, Buda, Jesús, han podido crear a partir de sus vidas, por otro parte, muy breves, unos imperios "mentales" y "afectivos" y "sociales" tan amplios. Y sobre todo siempre me preocupó cómo se puede llegar a tener desde un área local o regional una expansión tan generalizada de unas ideas o filosofías individuales o de pequeño grupo que lleguen a ocupar la base de toda una civilización; cómo unas ideas como en el caso de Jesús, se transforman en una cultura histórica y social como es el cristianismo.
He leído, en la Web El Cristianimo al descubierto, el documento El Rompecabezas de Jesús por Earl Doherty, traducción de Hernán Toro, en el cual se exponen las dificultades del Jesús de Pablo frente al Jesús de los Apóstoles y todos los argumentos llevan a plantear un cuerpo de la figura de Jesús que es diferente al que se consolida posterioremente a través de la Iglesia Católica y que llega hasta nuestros días.


En el Preámbulo de tal documento se dice:
"A medida que se aproxima el año 2000, el interés en el Jesús histórico está creciendo dramáticamente. En los medios, en libros bestsellers, en la Internet, Jesús, como una figura histórica en vez de un objeto de fe está siendo sometido a una investigación y reinterpretación sin precedentes. La investigación sobre los orígenes Cristianos ha llegado al conocimiento público como nunca antes y sus nuevos hallazgos radicales, junto con la tendencia liberal de "aterrizar" a Jesús ha fascinado y perturbado a creyentes y no creyentes por igual. Estamos viviendo tiempos interesantes. Tal vez, por primera vez en su historia, el campo de la investigación del Nuevo Testamento está en confusión."
La polémica sobre lo humano y lo divino está de actualidad. Lo vemos también en la lectura de libros tan polémicos y novedosos como Sistema Naturaleza de Holbach y en su Cristianismo al descubierto.
En el Cristianismo al descubierto de Paul Heinrich Dietrich (o Paul-Henri Thiry, en su versión francesa), barón de Holbach, nacido en 1723 en Edesheim, Palatinado, región de habla alemana fronteriza con Francia se exponen actualmente estas cuestiones. A través de webs de igual denominación se puede acceder a esas cuestiones y además tener acceso a uno de los libros perseguidos por la Inquisición así como a sus autores y lectores.
"Holbach se convirtió en el gran promotor y difusor de las ideas ateas en la Europa ilustrada. De todos sus libros, el más importante es Sistema de la Naturaleza, una de las obras fundamentales del movimiento ilustrado y la cultura europea, que en el momento de su publicación provocó una conmoción como pocas obras filosóficas lo han hecho.


Y la polémica está también en Londres y en nuestro país y se traslada a la apuesta sobre si Dios existe o no y nuestra felicidad. Si probablemente Dios no existe,vive la vida. Pero Si probablemente Dios existe, vive la vida, también.


En noviembre de 1769 estaba ya impreso el Sistema de la Naturaleza. A principios de 1770 se vendía en París a dos luises, un pequeño tesoro. La avidez por conseguir el libro fue sólo superada por el celo policial para impedirlo y localizar a los responsables. Se llegó a ofrecer una recompensa a quien denunciase al autor. El clero la condenó en su Advertissement de 1770. El mismo año, el Parlamento la prohibió y ordenó su quema pública. Los escasos ejemplares requisados —todos guardaban celosa y arriesgadamente un libro tan atractivo como caro— fascinaban incluso a los magistrados, que se quedaban con ellos. Fue condenado por la Iglesia y pasó a formar parte del Índice. Pero las ediciones se sucedieron una detrás de otra.
«Un aprendiz recibió de un vendedor ambulante llamado Lécuyer —escribe Diderot a su amiga y confidente Sophie Volland—, como pago o por alguna otra razón, dos ejemplares de El cristianismo al descubierto, y vendió uno de ellos a su maestro. El vendedor, su mujer y el aprendiz fueron arrestados y puestos en la picota, azotados y marcados; el aprendiz, condenado a nueve años de galeras, el vendedor a cinco y la mujer a un asilo para toda la vida». El cristianismo al descubierto, publicado anónimamente (se atribuye «al difunto señor Boulanger») en 1761 en Nancy y en 1767 en Amsterdam (aunque en esa edición se lee Londres) fue uno de los libros más buscados y leídos del siglo XVIII, y hoy sigue tan vigente como entonces.
Holbach murió en París en 1789, en vísperas de la revolución."

1 comentario:

Aida dijo...

Como bien dice el texto, lo mejor es vivir la vida. Después ya se verá (aunque no creo que haya mucho que ver).